By Bambinax El Folling-Running

-Te veo fuerte, en forma… ¿Qué deporte practicas?
-El Folling-Running
-¿El folling qué…?
-Pues el mejor deporte del mundo.
-Ah vale, conociéndote hablas de follar no??
-Jajaja exacto!! Pero no, el Folling-Running es mucho más que follar. Ven que te voy a explicar de qué va…
El Folling-Running es el deporte por excelencia. Es una técnica ancestral, practicada desde hace cientos, miles de años y que se seguirá practicando mientras los humanos habitemos la tierra. Como en todos los deportes del mundo, la destreza y la habilidad se consiguen a través de la pasión y la entrega depositadas. Cuanto más lo practiques, más resistencia y potencia irás adquiriendo. Porque ya sabes lo que dicen “la potencia sin control no sirve de nada…”
Por ejemplo… Alguien que sale a correr o va a nadar a la piscina ocho o diez veces al mes, aguanta mucho más que el que solo va dos veces no?? Pues en el sexo pasa igual. Claro, como en todo deporte que se precie, tienes que disfrutar haciéndolo. Si lo practicas por obligación o no te gusta quien te instruye, “monitor o monitora”, pues entonces pierdes toda la motivación.

 

6oqA7eKL7WU

-Pero oye, hablas del sexo como si solo se tratara de un deporte… ¿No crees que suena un poco mecánico y sin sentimiento?

-Jajaja nooo, el sexo siempre es sentimiento, incluso cuando lo practicas sin ningún vínculo emocional. Hay muchas razones por las que la gente hace el amor o folla… El placer, la procreación, la unión, la dicha, el amor…

Todo eso, lo que tú sientas ya viene incluido en el kit del sexo, eso es irremplazable. Pero si disfrutas de verdad, lo hagas por lo que lo hagas, también puedes convertirte en un/a gran amante de medalla. Estar en la élite de los amantes y eso solo se consigue como decía antes, con dedicación y amor por lo que haces.

No hablo solo del sexo como deporte, eso sería muy absurdo por mi parte, pero lo que sería muy absurdo también, sería no confirmar que en realidad sí es un deporte. En el que aparte de querernos, investigar, sentir placer y felicidad, también quemamos calorías y tonificamos nuestro cuerpo.

No hablo de decirle a tu pareja fríamente… ¿Qué, vamos a la cama a ponernos en forma?

Hablo de que en realidad si lo haces, sí que te pones en forma y que eso, puede convertirse en un aliciente o en un ahorro del gimnasio jajaja…

B859oaqwLGc

-Ya vale… ¿Pero tampoco se deben de quemar tantas calorías no?

Bueno, pues todo depende del tiempo que inviertas…

Aquí es donde podríamos denominar la sesión como light, intensa o Folling-Running.

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Bath, en Reino Unido, midieron con un sensor de flujo calórico, el gasto energético real de un grupo de parejas jóvenes (entre 19 y 21 años) al mantener relaciones sexuales. La duración media de las relaciones fue de 22 minutos, durante los cuales los hombres perdieron una media de 111 kilocalorías frente a las mujeres, que gastaron 80. Hay que tener en cuenta que las calorías varían en función de la duración del acto, de las posturas y también de la intensidad. Por norma general los hombres suelen hacer mayor esfuerzo físico que las mujeres durante las relaciones sexuales. Sin embargo, esto tiene una explicación. Y es que los sexólogos aseguran que la clave para perder más calorías está en la pelvis y por una mera cuestión fisiológica, los hombres tienden a mover más la pelvis porque sienten más placer con movimientos fuertes y vigorosos. En cambio, si la mujer quiere perder más calorías, la postura más idónea sería esa en la que ella está encima del hombre y cabalga como si no hubiera un mañana…

Y aunque a priori pueden parecer pocas calorías por acto sexual, la clave sería aumentar el tiempo del coito y aparte de disfrutar como loc@s y pasarlo en grande, pues quemaríamos más calorías, tonificaríamos el cuerpo y cogeríamos fondo para futuras sesiones como estas, a las que podríamos denominar: Sesiones de Folling-Running

-Ya entiendo lo que quieres decir… Lo que tú crees es que deberíamos de practicar sexo  más a menudo, para aparte de disfrutar más y mejor, beneficiarnos de todo lo bueno que aporta el folleteo a nuestro cuerpo, con sesiones más largas e intensas, sin que el acto se vea influenciado solo desde una visión deportiva, no?? Simplemente siendo conscientes de que en realidad sí es un gran ejercicio…

-Bien, bien, lo vas pillando jajaja…

Pero es que además, el sexo no solo aporta beneficios a nuestro cuerpo… Nuestra mente, nuestro ánimo y nuestro bienestar, se ven afectados favorablemente de igual manera con la práctica del acto sexual.

Estos son solo algunos ejemplos: Reduce el estrés, fortalece el sistema inmunológico, es un potente analgésico natural, retrasa el envejecimiento, evita la incontinencia al reforzar la musculatura vaginal, previene el cáncer de próstata, activa el corazón y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, combate la depresión y la ansiedad, genera endorfinas las hormonas de la felicidad, mejora la calidad del sueño, mantiene los vínculos con nuestra pareja, potencia el olfato, nos hace estar de mejor humor y más guap@s…. ¿Sigo?

2KKq-GDUgRA

-No, no hace falta jajaja… Estoy deseando llegar a casa y pegarme una sesión de folling de estas con mi pareja.

No en serio, tienes mucha razón en lo que dices, pero hoy en día cuesta encontrar el momento con tu pareja y dedicarle tiempo al sexo, aun siendo conscientes de todos los beneficios que nos aporta…

-Bueno, en realidad esto suena un poco a excusa. Somos conscientes de que llevamos un ritmo de vida intenso y a veces agobiante, pero eso no debería de influenciarnos negativamente a la hora de buscar tiempo para el sexo.

Lo ideal sería practicarlo como mínimo 2 veces por semana. Y si una semana tiene 168 horas, no podemos reservar solo 2 para disfrutar con nuestra pareja o follamigo y beneficiarnos de todas esas cosas que decía antes?? Claro que podemos… Querer es poder!!

Ah y por supuesto no cabe decir que cuanto más lo practiques mejor…

La cuestión es que esto del Folling-Running es una expresión que me encanta, (sobre todo por el contenido) que se me ocurrió un día debido a la fiebre del momento que hubo con el Running de verdad, es decir, con salir a correr. Y pensé… Tanto Running, tanto Running, si lo que deberíamos de hacer es follar más jajaja y entonces se me encendió la bombilla y pensé… Voy a crear un nuevo deporte, el Folling-Running!!

Y no pretendo cambiarle el nombre a lo que se ha llamado toda la vida… “Un polvazo de los buenos”, pero es que la diferencia entre el folling y el polvazo, es la capacidad de ponerlo en práctica más a menudo y no solo una vez cada 15 días. Y del mismo modo que se practica más, también se debe variar en cuanto a posturas y a probar cosas nuevas, a experimentar y a dejar los tabúes a un lado y a sacar lo máximo de ti, al igual que harías con un deporte o afición que te guste. En los que también está genial que introduzcas accesorios distintos para este menester tales como aceites de masaje, esposas, juguetes y un sinfín de cosas más, que seguro alargarán y motivarán la relación sexual.

Y oye, que si no te mola hacerlo tan a menudo pues perfecto, allá cada cual con su vida y sus orgasmos, yo tan solo quiero que sepas todos los beneficios que aporta el sexo a tu vida en general…

Además, como ya pronto tenemos el buen tiempo por aquí, os dejo las dietas más recomendables para estar en forma y lucir palmito:

LUNES: La dieta del cucurucho, comer poco y follar mucho.

MARTES: La dieta de la pasta, follar hasta que digas basta.

MIÉRCOLES: La dieta de Andrés, un polvazo al derecho y otro al revés.

JUEVES: La dieta del capataz, empezar por delante y acabar por detrás

VIERNES: La dieta de la granada, por la mañana un polvo y por la noche una mamada

FIN DE SEMANA: Sexo libre, fornicar sin límite… jajaja

Mas info en Bambinax.com o en nuestro blog bambinax.wordpress.com

By BAMBINAX Grados de Swingers o intercambio de parejas

El swinging o intercambio de parejas es la máxima expresión de las parejas liberales: La pareja comparte sexo con individuos de otras parejas, ya sea en tríos o por separado. Pero ahí está la clave: Sólo comparte sexo con otros, sin crear vínculos afectivos. Así se evitan los celos y los malentendidos, y la vida sexual se multiplica, las rutinas desaparecen… ¿Te atrae? Pues sigue leyendo!

Sexo para parejas - trío sexual en local swinger

Antes de nada, un poco de vocabulario específico del swinging: Los participantes se llaman swingers, la práctica sexual del swinging se suele denominar “jugar”, y las reuniones se llaman “fiestas”. Hemos pedido información a swingers, y la verdad es que la cantidad de información es enorme, y hemos tenido que resumir algunos puntos. Por eso lo hemos roto en dos posts: éste, en el que introducimos el swinging, y otro que postearemos en breve, sobre cómo ser un swinger y cómo empezar. Vamos con ello!

 Tipos de swinging

El swinging se conoce en castellano como intercambio de parejas, y se conoce a los que lo practican como “swingers”. Al ser una actividad liberal podréis encontrar muchas definiciones o descripciones distintas de esta actividad, pero en general comparten un tronco común que vamos a explicar. Y para el resto os proporcionamos enlaces hacia múltiples sitios web que los tratan en detalle.

A veces se clasifica el acto del swinging por el tipo de sexo que se alcanza: En el “soft swing” o intercambio suave no se llega a la penetración con los individuos ajenos a la pareja (masturbación, besos, oral), mientras que en el “full swing” o intercambio completo se llega hasta la penetración con esos individuos (también se conocen como “soft swap” y “hard swap”). Se entiende que el swinging “real” es el full, mientras que el soft pasaría a ser una etapa introductoria. Sin embargo hay parejas que se mantienen en el nivel “soft”, porque es en el que se sienten cómodas. Y hay variantes más estrictas que el soft swing, como por ejemplo sin besos (para limitar la intimidad aún más) o evitar tocar los genitales. Por supuesto cada “etiqueta” debe ser claramente decidida por adelantado, para evitar malentendidos.

Sexo para parejas - trío sexual HMM en relación swinger

Así que la versión más habitual del swinging es el intercambio de parejas: dos parejas intercambian individuos y tienen relaciones sexuales en la misma habitación, a veces tan cerca que se mezclan las relaciones y casi acaba siendo una orgía de cuatro. Pero la definición menos estricta del swinging sólo implica sexo consentido fuera de la pareja, y por lo tanto tenemos otras variantes que a veces se incluyen en el swinging:

  • Bisexualidad: Tiene que quedar claro si estamos dispuestos a relaciones homosexuales o queremos limitarlo a heterosexuales. Las relaciones sexuales entre mujeres son más habituales y aceptadas que las que se pueden dar entre los hombres. De hecho a menudo el swinging con bisexualidad masculina se practica en habitaciones independientes, cerradas;
  • Variantes de sexo extremo: Bondage, sadomasoquismo, etc. No son lo más habitual, pero puede darse el caso de que se prepare una fiesta swinger con un tema de este tipo. Si es así será avisado claramente por adelantado;
  • Cancaneo o dogging: Ya hemos hablado en otro post de las relaciones sexuales en sitios públicos, que nos permiten tener observadores;
  • Intercambio cerrado o closed swinging: Se practica un intercambio de parejas, pero el sexo se realiza en habitaciones separadas. Esto permite más privacidad, pero también puede aportar problemas afectivos;
  • Tríos: También lo hemos tratado, y a veces suelen considerarse como la versión ligera del intercambio de pareja, algo así como una versión introductoria;
  • Voyeurismo: A veces un individuo sólo observa el sexo, sin participar directamente. Por supuesto esto está permitido en las áreas “públicas” de los locales, pero no en las áreas “privadas” (a menos que sea bajo invitación, claro está);
  • Orgías: Más gente, más parejas. No es extraño en las zonas públicas;
  • Gang-bang: Un individuo de la pareja tiene varias relaciones sexuales seguidas con otros individuos fuera de la pareja.

 

Sexo para parejas - gangbang en relación swinger

Filosofía del swinging

Lo primero que se explica con respecto al swinging es su diferencia con respecto a la simple promiscuidad: La intimidad de la pareja no se comparte, sólo se comparte el sexo. Por lo tanto ambos individuos en la pareja están seguros de la “fidelidad” del otro, ya que sienten que siguen siendo el único individuo “especial” para el otro. Pero claro, esto requiere poder diferenciar totalmente las ideas de intimidad y sexo. Hay mucha gente que no es capaz, normalmente porque se han criado en una cultura que los identifica entre sí sin posibilidad de duda. En estos casos el swinging es imposible, ya que para esta forma de entender las relaciones si nuestra pareja tiene sexo con otra persona es porque está estableciendo un vínculo con ella, y por lo tanto rompiéndolo con nosotros. Así que esta es la primera pregunta: ¿crees que el sexo y la intimidad de la pareja son cosas distintas?

Como es obvio para los swingers este tipo de sexo no implica engañar a nuestra pareja: Nuestra pareja está de acuerdo, lo sabe y además lo comparte a la vez. En este último punto se diferencia del llamado “adulterio consentido” (consensual adultery), en el que cada miembro de la pareja puede tener relaciones con otros individuos fuera de la misma, con conocimiento y aprobación del otro miembro, pero dichas relaciones se hacen por separado.

 

Sexo para parejas - sexo swinger

La base del intercambio de parejas es el probar la relación sexual con otra persona. Hay varios enfoques: por un lado se puede buscar un cuerpo excitante, distinto del de nuestra pareja, que nos provoque de una manera nueva. Pero por otro lado hay quien busca en el intercambio el disfrute de la seducción de otra persona, y de compartir una relación sexual con ella. En este segundo punto de vista el aspecto no importa tanto, sino que se le da más importancia al individuo y a la experiencia que nos aporta.

Y este punto está muy relacionado con el primer problema al que se enfrentan los swingers novatos: los “requisitos” que vamos a imponer a la otra pareja. Por supuesto la fase de búsqueda y elección es muy agradable: mirar, evaluar, seducir, ser seducidos, imaginar… pero si nuestros requisitos son muy exigentes se puede convertir en algo frustrante. Si buscamos a una pareja en la que ambos son muy atractivos, elegantes y seductores lo más probable es que nos volvamos a casa estresados.

Así que deberíamos planteárnoslo desde otro punto de vista: buscar gente interesante, que quizás no tenga un cuerpo perfecto pero que intuyamos que pueden aportarnos algo nuevo y excitante. Porque de eso se trata: de encontrar una experiencia sexual nueva. Y por ello la comunidad y los locales de swingers no descartan “candidatos” por el aspecto físico, la edad, la raza… Para muchos el swinging no es sólo una cuestión de placer, sino una forma de aprender más sobre el sexo y sobre nosotros mismos.

 

Sexo para parejas - swinging en un hotel

Por qué

En el punto anterior ya ha quedado claro el motivo más normal: tener nuevas experiencias sexuales. Esto afectará a nuestra vida sexual normal, ya que volveremos a una etapa antes de la rutina sexual, de descubrimiento sexual. Esto nos da una ventaja añadida: Conocernos sexualmente más a fondo, tanto a nosotros mismos como a nuestra pareja.

También hay que considerar que un ambiente liberal nos ayudará aliberarnos de todas las inhibiciones, lo que nos ayudará a sacar nuestro verdadero yo y ser más felices. Y por otro lado tenemos el efecto de ver a nuestra pareja practicando sexo con otros individuos: se ha comprobado que produce una mayor necesidad sexual a nivel inconsciente. Es decir, que el ver a nuestra pareja con otro/a nos hará ser más sexuales y disfrutar más.

Mas info en Bambinax.com o en nuestro blog bambinax.wordpress.com

By Bambinax Y a las mujeres ¿les gusta el sexo anal….?

El gusto por los traseros no es patrimonio del genero masculino, también a las mujeres les resulta erótico, excitante y sensual contemplar los glúteos de los hombres y también a estas les pone “jugar” con la puerta de atrás en la que algunos tienen vetada su entrada. 

De manera que ha muchas mujeres les gusta que entren en juego sus nalgas, lo disfrutan y lo gozan con esta práctica, pero también les gusta y les pone mucho jugar con las de su compañero sexual.
 En la práctica del sexo anal la mujer no tiene porqué mantener una actitud pasiva. El sexo anal puede ser bidireccional…
 Aún siendo el orificio anal una zona muy placentera para los hombres, no todos permiten el acceso a lo que para ellos es un “territorio restringido”, pues muchos ven en este gusto, placer o deseo una amenaza de la que se deben proteger “por si acaso…” por si acaso les gusta demasiado…
 Pero la realidad es que los hombres que se abandonan y se dan permiso para disfrutar de una manera integral de su cuerpo gozan mucho de las caricias y masajes anales. Y es que este placer nada tiene que ver con la opción sexual de cada cual. En el sexo hay que dejarse llevar y disfrutar de cada rincón de nuestro cuerpo, llámese este como se llame.
 Hay algo fundamental cuando practicamos sexo anal, en una u otra dirección… Éste debe ser suave y lento al inicio. Es en esta parte donde es muy probable que se sienta un poco de dolor o molestia, sin embargo, cuando el esfínter se dilata, al cabo de unos segundos, el dolor desaparece para dar lugar al placer y a las nuevas sensaciones.  
Y es que a muchas mujeres les encanta y disfrutan experimentando con diferentes zonas de su cuerpo y con las de su pareja…
 Cómo jugar con las nalgas de tu chico o chica: 
1.    Tus dedos: no todos los  chicos mantienen una actitud relajada cuando su chica está dispuesta y preparada para entrar en su “zona restringida”, de manera que debes hacerlo con mucho cuidado, despacio, sin prisas y siempre con suficiente lubricante y con él comienza a tocar la zona para que el esfínter muscular no ofrezca resistencia y se relaje (en las sex shops venden muchos que son especiales para el sexo griego: más espesos y de mayor duración) de lo contrario tu chico sellará la puerta de atrás y no deseará volver a poner en juego esta parte de su anatomía.

2.    Dedal de látex:  si  no te hace lo de introducir tus dedos, los dedales de látex están muy bien. Pruébalo, pero no olvides el uso abundante del lubricante. 

3.    Juguetes (dildos, vibradores, etc.): antes de poner en práctica el uso de estos  juguetes con tu chico, es conveniente que este se haya familiarizado y gustado, el contacto con su ano, de lo contrario, no tengas prisa para usarlos. Cuando llegue el momento empieza por los de un tamaño inferior  y siempre lubricando antes la zona. Recuerda, no sirve cualquier  juguete pues el ano es orificio de salida. ..
4.    Arnés “cambio de roles”: Para los más atrevidos y atrevidas… ¿Qué mujer no ha fantaseado con penetrar en vez de ser penetrada? A muchas parejas les encanta y les pone mucho que sea su chica quien le penetre.  Esto se puede conseguir poniéndose ella un arnés. Hay diferentes tipos y diferentes formas de ser usados. La imaginación es un excelente recurso…  Recordar que al igual que en cualquier práctica, esto debe ser consensuado  con la pareja pues se trata de que ambos disfrutéis. 
5.    Otros: una vez que la imaginación a entrado en juego, solo queda gozar de los recursos que os hagan disfrutar a ambos. 
El sexo anal o griego puede ser una experiencia deliciosa, excitante y altamente placentera para ambos miembros de la pareja. 

Desprenderos de prejuicios y tabúes que os impidan o dificulten vivir nuevas experiencias. Disponemos de un cuerpo estupendo para gozar y ser gozado y una mente dispuesta a caminar al ritmo que tú le marques ¿cuál es tu ritmo?

By Bambinax – Por que a los hombres les gusta el sexo anal

El gusto de los hombres por el trasero de las mujeres se remonta a nuestros ancestros que veían en este y más concretamente en la amplitud de las caderas un buen presagio de fertilidad. Es evidente que en pleno siglo XXI aunque este “instinto primario” se encuentre grabado en algún gen del género masculino, sin duda alguna no es lo que mueve sus hormonas. 

En los encuentros eróticos ¿cuáles son las razones por las que les atrae tanto mantener sexo por una zona que es biológicamente de salida, y no de entrada?

“El asco” o cualquier concepto que se le parezca, está fuera de su vocabulario sexual cuando se trata de las nalgas femeninas. Las razones son muy simples:

1.    Confianza: cuando una mujer dice “SÍ” a mantener sexo anal está depositando en su pareja sexual confianza. De alguna manera le está diciendo: Tú eres especial. A ti te lo permito. Recordemos que aún las mujeres que aceptan mantener sexo anal no lo hacen o han hecho con todas sus parejas sexuales. 

2.    Sensación de poder: Puede sonar machista, territorial y retrogrado, pero la realidad es que un alto porcentaje de los hombres disfrutan sintiéndose poderosos entre las sábanas. Es parte de su ego masculino. El sexo anal les permite una posición de control que puede resultar cuanto menos morbosa y  altamente excitante. Recordemos que los hombres son muy visuales y ver las nalgas de su pareja desde esa perspectiva es una imagen  de alto voltaje. 

3.    Les encantan los traseros: posiblemente allí donde termina la espalda, es una de las zonas más eróticas, sensuales y provocadoras para los hombres. Está llena de connotaciones que llevan a expresiones emocionales, orgánicas, verbales y conductuales. Es un recurso recurrente en las fantasías sexuales masculinas. 

4.    Placer: además de los aspectos visuales o morbosos,  la penetración anal resulta muy placentera para muchos hombres ya que el ano es mucho más angosto, aunque es verdad que no está tan lubricado como la vagina (aunque esto lo podemos solucionar con un buen lubricante). 

El placer sin duda, reside en todos los componen entes que rodean a esta práctica más que en el hecho de la penetración.

5.    Algo nuevo: a pesar de ser l sexo anal una práctica al uso en las relaciones sexuales, si es verdad que no es la más habitual y generalmente  es una práctica que se consulta o se pacta con la pareja y no siempre es aceptada de buen grado. 

Las relaciones eróticas están tejidas de intercambios de conductas sexuales que deben ser satisfactorias y placenteras para ambos miembros de la pareja.  Lo que ocurre entre las sábanas puede y debe ser pactado entre sus miembros. Las personas tenemos diferencias y preferencias sexuales en lo que nos pone, excita o nos hace gozar.  Ninguna es mejor que otra. La mejor será aquella en la que en cada momento sea elegida y deseada por la pareja. 

En muchas ocasiones, estas apetencias sexuales son compatibles con las preferencias y deseos de nuestra pareja, entonces los encuentros sexuales pueden ser estupendos para ambos amantes. Pero hay practicas o situaciones en que lo que a nosotros nos hace gozar y nos excita no es del gusto de nuestra pareja, por lo que podemos tener dificultades a la hora de realizar estas actividades sexuales al implicar desagrado para nuestro amante.

Si  la práctica del sexo anal no te gusta no debes sentirte obligada a hacerlo, la sexualidad es lo suficientemente rica como para poder disfrutar de ella en otras posiciones más placenteras para ambos. Recuerda: el sexo es para disfrutarlo, nunca para sufrir con él.

Si cumplimos con los cinco ases de la sexualidad estaremos disfrutando a solas

o en compañía, de un sexo saludable: responsable, libre, seguro, placentero y lúdico.  

  

La puerta de atrás: Sexo anal by BAMBINAX

El cine porno nos ha mostrado una práctica del sexo anal poco placentera y menos real de lo que puede ser esta experiencia, al menos para las mujeres. Éste puede ser un excelente recurso para la masturbación y otros placeres, pero rara vez lo es para un aprendizaje saludable y satisfactorio de ambos miembros de la pareja.

El ano es una zona erógena presente en los juegos eróticos de muchas parejas. Este presenta infinidad de terminaciones nerviosas que le hacen que esta práctica resulte muy placentera. El perineo y el ano constituyen un área de gran sensibilidad para hombres y mujeres, independientemente de que sean homosexuales o heterosexuales, aunque algunos hombres tengan prohibida su entrada… (Hasta que lo prueban)

Lo cierto es que el sexo anal resulta tremendamente excitante para algunas personas, y puede resultar muy placentera para ambos miembros si se practica adecuadamente.

Aspectos importantes a tener en cuenta si deseas realizar sexo anal con tu pareja sexual:

1. Comunicación: El sexo anal es una opción más en las relaciones sexuales que debe ser acordado y pactado por las partes. Se trata de disfrutar no de hacer sufrir o forzar a nadie. Habla con tu pareja cómo lo vais a hacer y los posibles límites.

2. Confianza: si has decidido incluir el sexo anal en tus relaciones sexuales, es importante que estés relajada y tranquila, que confíes plenamente en tu pareja, que sabrá cuidártelo y mimártelo, para que ambos disfrutéis de esta práctica.

3. Uso de preservativo: Es el único que te protegerá a ti y a tu pareja de cualquier infección de transmisión sexual. También entre mujeres. Si hacéis uso de juguetes y los compartís, recuerda que hay que ponerles preservativo.

4. Higiene: Al igual que lavas otras zonas de tu cuerpo, el ano también debe mantenerse limpio, sobre todo cuando deseamos que éste entre en juego… ¿Cómo cuidar su higiene?:

Þ Toallitas húmedas: después de hacer tus necesidades y limpiarte con papel higiénico, si no tienes posibilidad de lavarte con agua y jabón liquido, las toallitas húmedas de bebé son muy practicas y en estos casos te ayudarán a evitar cualquier posible residuo u olor en la zona.

Þ Uso de lavativas: aunque no tenemos manera de garantizar que no te sucederá “lo no deseado”, si puedes poner todas las precauciones que estén a tu alcance. Puedes introducirte un dildo o un dilatador para ver si todo está O.K. Si ves que hay “algún problema” puedes hacerte un enema, e introducir agua templada, hasta que ésta salga limpia. Esto no es recomendable como práctica habitual, ya que podría dañar la flora si se hacen muchos lavados.

Þ Guantes de látex: El pene debe estar protegido, pero tus dedos seguro que también te lo agradecerán. Éstos prevendrán posibles desgarros producidos por las uñas.

Þ Uñas: Limpia, corta y lima tus uñas adecuadamente, de lo contrario podrías producir alguna herida, infección o irritación en el ano de tu pareja.

Þ El orden de factores si altera: Antes de ir “por la puerta de atrás”, podéis mantener si os apetece, un poco de juego previo, sexo vaginal y oral, pero al igual que en matemáticas… ¡El orden de los factores SI afecta el producto! Nunca vayas de una penetración anal a una vaginal porque puedes generar infecciones, a no ser que cambies de preservativo.

Þ Alimentación: no te hartes a comer. No se trata de quedarse con hambre, pero sí de estar ligeros. Evita los picantes.
5. Alimentación: no te hartes a comer. No se trata de quedarse con hambre, pero sí de estar ligeros. Evita los picantes.

6. Lubricante: el ano no lubrica por si solo, de manera que ten a mano un buen lubricante para que la penetración resulte placentera y no dolorosa. Podrían producirse desgarros y fistulas.

7. Dilata la zona: antes de la penetración es importante además de usar lubricante, ir introduciendo los dedos o dilatadores de diferentes tamaños, sobre todo si el pene de tu pareja es grueso, de esta manera la penetración resultará más placentera.

8. Orificio de salida: ¡Cuidado con lo que metes! Si haces uso de juguetes, recuerda que estos deben tener en una de sus extremidades un tope, de tal manera que impida la absorción del mismo por tu ano.

9. Excitación: Para llevar a cabo sexo anal debes estar muy excitada, de lo contrario será molesto e incluso doloroso. Si estás excitada todo será más fácil. La excitación es fundamental.

10. Palabras “sucias o subidas de tono”: Dile a tu pareja qué necesitas qué te diga o que te haga en el momento de la penetración. Hay mujeres que les pone mucho que les digan palabras sucias y subidas de tono (más de lo habitual…) o quizá que le den palmaditas en el culete… Esto facilitará la penetración y pondrá en funcionamiento las endorfinas.

A los hombres les gusta especialmente el sexo anal ¿motivos?

Las increíbles cualidades de la marihuana para tener mejor sexo

En primer lugar, los efectos de la marihuana no son cien por cien predecibles y dependen mucho de la variedad, de la situación y de las personas. El cannabis no afecta igual fumado que cocinado, así como las diversas variedades tienen distinta concentración de THC, CBD, CBN y otros cannabinoides. Por lo que no se puede afirmar que la marihuana provoca genéricamente mejor sexo.

El activista, cultivador y profesional del sector químico, José Miranda coincide en este sentido. “Todos los que somos consumidores habituales sabemos que depende mucho de cada persona e incluso del momento. Además, no todos tenemos los mismos gustos. Mi consejo es que leas, te informes y pruebes por ti mismo qué variedad te gusta más para ese momento y que vigiles las dosis. No queremos terminar babeando encima de nuestro amante, ni contándole nuestras penas, no se trata de eso. ¡Sino de que nos ayude a disfrutar aún más del sexo!”

Introducirse resina, extractos o aceite puro de THC en la vagina proporciona orgasmos de vértigo.
Según la columnista sobre sexo Lisa Kirkman, tanto el coito como el cannabis nos hacen liberar oxitocina, la ‘molécula del amor’, una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. “La marihuana en general aumenta la sensibilidad, la percepción del cuerpo y funciona como desinhibidor. Dicho esto, las sativas funcionan muy bien para las parejas que busquen aumentar su placer. Sin embargo, tanto en la sexualidad como en las relaciones con las sustancias cada individuo debe encontrar su fórmula”, afirma la activista argentina Alicia Castilla.

Pero ¿qué variedad elegir? ¿Índica o sativa? Según Lisa Kirkman, “las sativas tienen la propiedad de contraer los músculos por lo que mejoran el rendimiento”. Los usuarios de Icmag también coinciden en que las sativas funcionan mejor porque tienen efectos vigorizantes y no te tiran para abajo como las índicas. Sin embargo, algunos apuestan por los híbridos o por fumar pequeñas cantidades de índica para disfrutar sus efectos relajantes.

Según Kirkman, las variedades con ratios alrededor del 70/30 funcionan mejor que las 100% índicas o sativas. Las variedades puras pueden provocar efectos extremos como somnolencia en el primer caso y paranoia en el segundo.

Para un efecto energético recomienda una sativa con THC moderado como la Skunk #1.

Para un efecto relajante vendrá muy bien una indica como la Blue Cheese.

Para que nuestro cuerpo asimile el cannabis no es necesario fumarte un porro. Puedes cocinarlo en una cena romántica, inhalarlo vaporizado si no te gusta la combustión e incluso untártelo en las zonas más erógenas y absorbentes de tu cuerpo. Por esto último ha apostado el colectivo ‘Afrodita Group’ que ha sacado al mercado un lubricante orgánico para mujeres hecho con cannabis que proporciona orgasmos de hasta 15 minutos.

Sí, de hasta 15 minutos. El THC es la viagra de las mujeres. De hecho esto no es nuevo, en algunas plantaciones hippies de California, las mujeres saben muy bien que introducirse resina, extractos o aceite puro de THC en la vagina proporciona orgasmos de vértigo. ‘Afrodita Group’ no será el único colectivo que apueste fuerte por estos lubricantes en el futuro próximo. Más aún cuando se están rompiendo los tabúes que envuelven a la marihuana tan rápidamente.

Sin embargo, la marihuana no solo puede servir para aumentar el placer del coito sino para curar disfunciones sexuales. De hecho, la medicina ayurvédica la utiliza para tratar la impotencia y aumentar la libido. Para estos propósitos, las sativas van mejor. Sin embargo, existen casos en los que una índica puede venir bien, sobre todo si el usuario sufre de neurosis, ansiedad o dolor físico.

Las 18 cosas más incómodas durante el sexo oral by BAMBINAX

Aprende de los errores que algunos hombres y mujeres han cometido para que tú no pases momentos penosos. 

1. “No lo haces el suficiente tiempo” . Esta queja es tanto de hombres como de mujeres. ¿Cuánto es lo suficiente, entonces? El que la pareja quiera pero negociándolo juntos, nuestra recomendación es que te pongas de acuerdo hasta dónde quieren llegar. Si tú, por ejemplo, eres de las chicas que sabe que se tarda en llegar a un orgasmo, sé consciente de que tu galán se puede cansar, e igualmente considéralo al revés.

2. “No lo haces lo suficientemente rápido” . Igualmente es un reclamo de ambos, así que en plena acción pregúntale (y que te pregunte) si le está gustando, si quiere más rápido, lento, etcétera. Considera que cada persona es diferente.

3. “Me lastimas con los dientes” . Aplica para los dos. Recuerda que se trata de utilizar la lengua y los labios, ¡no los dientes!

4. Cuando se nota que no lo estás disfrutando . Es más frecuente que los hombres se quejen de esto, y eso se puede interpretar con tu cara de desagrado, así que lo más importante es que sepas a lo que vas y que mantengas la mente abierta de lo que viene, pues si ya decidiste hacerlo, aprende a disfrutarlo.

5. Hablar mientras lo haces . Es una distracción de la cual, casi siempre los hombres se quejan, pues cada vez que lo haces interrumpes la estimulación.

6. Cuando te ríe s. Ya sea que tú estés haciendo sexo oral o él a ti, además de dejar de estimular, tu pareja lo puede tomar como burla y probablemente piense que no lo está haciendo bien. ¡A nadie le gusta eso!

7. Él eyacula sin avisar . Si no tienes problema alguno con que lo haga, perfecto. Aunque sabemos que es una queja común en las chicas, por lo que siempre es recomendable que lo platiques con tu galán y, aunque hay signos en los que te puedes dar cuenta que ya viene la eyaculación, decirle que te avise.

8. Que el hombre succione sobre el clítoris . Es una sensación que gran parte de las mujeres no toleran, ya que les acaba molestando. Si quieres intentarlo, dile que primero lo haga en otras partes del cuerpo.

9. No lo hacen tan frecuentemente como quisieran . Podemos considerarlo un reclamo de ambos sexos, pero de los hombres un poco más. El sexo oral es una actividad muy placentera y a tu pareja le gustaría hacerlo más seguido.

10. “No me lo quieres hacer” . No se trata de rogar porque te hagan o porque tú le hagas sexo oral a tu pareja. Tiene que ser una cuestión en la que los dos estén de acuerdo para disfrutar plenamente.

11. Sobre la higiene . Es el principio básico del sexo oral, y cuando se nota que no se lavan correctamente se convierte en queja de hombres y mujeres. Recuerda lavar mejor tus órganos sexuales.

12. Halar el vello público . Sabemos que puede ocurrir accidentalmente durante la acción, que a la hora de moverse dan o tú das el jalón, pero también es un reclamo.

13. La falta de tino en las mujeres . Esa queja va directamente para los hombres, pues (en serio) hay quienes están muy perdidos y de plano tienes que decirles dónde está el clítoris para que le atine exactamente dónde sientes placer.

14. “Él siempre quiere que se lo haga” . Es una queja de chicas, pues resulta que a ellos les encanta que les hagan sexo oral, pero hay quienes después de sentir placer ya no lo hacen a su pareja; si esto te ocurre háblalo con él.

15. “Él siempre me quiere untar cosas” . Dependiendo de qué se trate, las chicas (casi) siempre terminan con molestias como comezón, ardor o irritación. Tengan muy presente qué tipo de cosas o alimentos van a usar y recuerden limpiar bien, si es que van a tener coito después.

16. “No me gusta el sabor del semen” . Esa es la razón por la que muchas no hacen sexo oral. Si esto te ocurre, puedes solucionarlo con un condón.

17. “No me gusta el sabor del fluido vaginal” . A muchos hombres no les gusta, porque a diferencia de ellos, en las mujeres el flujo vaginal cambia de sabor durante el ciclo menstrual.

18. Sujetar la cabeza y moverla. Es una acción que a los chicos les gusta mucho hacer a ellas y la cual deben de platicar, pues se ha convertido en queja de mujeres por molestarles muchísimo. Aunque también hay casos en los que las chicas dicen que lo disfrutan porque así entienden la velocidad con la que ellos quieren. Recuerda que todas sentimos diferente.

  

ITZIAR BAMBINAX VASCA NOVEDAD 21 AÑITOS 689.290.994

Os Presento a una SUPER NOVEDAD RECIEN LLEGADA,a nuestro Salon de Relax BAMBINAX, ITZIAR BAMBINAX VASCA 21 AÑITOS RECIEN LLEGADA.

SOLO ESTARA 21 DIAS

Espero que os Guste tanto sus Fotos como ITZIAR 

 Os Adjunto su web y su numero para concerta cita 689.290.994

  

bambinax.com

 Para mas info el telefono del Salón 618.679.742

IMG_0520

SANDRA BAMBINAX ITALIANA ESPECTACULAR 19 AÑITOS 625.817.786 SOLO 21 DIAS

Os Presento a una SUPER NOVEDAD RECIEN LLEGADA,a nuestro Salon de Relax BAMBINAX,SANDRA,Una Italiana Espectacular de 19 añitos Morenaza.

SOLO ESTARA 21 DIAS

Espero que os Guste tanto sus Fotos como SANDRA

Os Adjunto su web y su numero para concerta cita 625.817.786

http://www.bambinax.com

Para mas info el telefono del Salón 618.679.742IMG_0509

LYDIA BAMBINAX ASTURIANA 689.328.823 NOVEDAD

Os Presento a una SUPER NOVEDAD RECIEN LLEGADA,a nuestro Salon de Relax BAMBINAX,LYDIA una Asturiana autentica de 23 añitos.

Espero que os Guste tanto sus Fotos como LYDIA

Os Adjunto su web y su numero para concerta cita 689.328.823


http://www.bambinax.com

Para mas info el telefono del Salón 618.679.742